domingo, 21 de noviembre de 2010

Imaginación platónica..

Ella le quería, se sabía todos sus nombres, su historia, el camino por el que se iba a casa al salir del instituto, sabía a que hora salía de casa y como cerraba la puerta gritando "Adiós mamá".
Todas las noche antes de dormirse ya en la cama, se imagina que estaría haciendo él: a veces dormía tranquilamente, otras veces estudiaba hasta tarde, cenaba con su familia o bailaba saltando en su habitación mientras escuchaba un disco de los Beatles...
Había preparado tantas estrategias siempre para conocerle..chocarse con él, aparecer en la puerta de su casa vendiendo galletas de Navidad, preguntarle sobre una encuesta de la organización patatín...y un millón y medio más con todos sus detalles...
Un día vio como llevaba una chica a su casa y se la presentaba a su madre..se besaron al despedirse después de la cena familiar...él ya tenia 20 años y..no sabia nada de ella. Había conocido a aquella chica en la Universidad. Era una chica alta y rubia, nada que ver con el tipo de chica que se hubiera imaginado cualquiera que le conociera un poco.
Les vio pasear y hablar durante todo el verano.
Pasado el tiempo, un día se despertó y vio como el metía todas sus cosas en su viejo coche de segunda mano. Hacía ya al menos dos años que no había vuelto a ver a la chica rubia se iba a vivir con un amigo. Su madre lloraba en la puerta y cada vez que pasaba a su lado le daba un beso y un fuerte abrazo. ya tenía 24 años y se iba...se iba..
Le temblaron las manos...ella tenía 19 e iba a empezar la universidad. A lo mejor se lo volvía a encontrar por la ciudad, pero, no era probable y lo sabía. Bajó las escaleras de su casa.Estaba en camisón. Se puso la gabardina de su padre antes de salir. El viento soplaba moviendo las ramas de todos los árboles de la avenida. Estaba descalza y la manos no paraban de temblarle, le pasaba lo mismo siempre antes de un examen... Pero se dio la vuelta y mientras volvía a entrar por la verja de su jardín se imaginó aquella situación que nunca pasaría..ya no...

<-¿Puedo ayuda-r-te?tartamudeó castañeando los dientes a una velocidad uniformemente acelerada. -Eh...!Estas descalza!-dijo tirando su chaqueta de piel para que ella se pusiera encima-Ejem...pues la verdad es que ya he terminado, pero..gracias!Eres la hija de los Frankson no? -Si. -Ya...bueno, pues encantado de conocerte..-no estaba muy seguro de que decir y extendió la mano hacia la temblorosa joven. Ella le dio la mano estrechándosela cuidadosamente. Y sin soltarle preguntó -¿Por qué nunca te he visto antes? eres mi vecina desde..siempre! -Me llamo Jane. -Gar.-ella ya lo sabía, sólo sus amigos lellamaban así y le encantó que se presentará de esa forma.-Bueno, yo me voy hoy después de la hora de comer..te apetece comer conmigo en ...veamos..la cafetería Green Jack?-tenía que mantener la calma..la mano que estrechaba la suya comenzó a temblarle mucho más...pero él se la agarró con fuerza e insistió con la mirada esperando una respuesta. -Sí...>

2 comentarios:

  1. Me encanta...porque no pudo ser?

    ResponderEliminar
  2. Sencillamente por que la vida es así, no pudo ser, no fue, el ser humano es libre y ella decidió. Que fuera o no lo más acertado es algo que ni yo ni nadie puede saber. Está escrito y ya no puede cambiar. La vida no siempre nos lleva por donde nos gustaria y nos hace tomar decisiones que prefeririamos no plantearnos..pero...es.

    ResponderEliminar