miércoles, 29 de septiembre de 2010

Frio, frio...está congelandote!

Vas poco a poco, pensando cada uno de los pasos que das. Notas que estas cada vez más cerca pero no te quieres confiar.
Tus pisadas suenan lentas y pesadas, no piensas en nada..el silencio es tan inmenso que tienes miedo de caer en esa oscuridad que te rodea.
Levantas la cabeza poco a poco y ves una pequeña rendija de luz sobre tu cabeza, es del tamaño de un sello(como aquellos que coleccionaba tu padre antes de morir. Extiendes las manos esperando encontrarte con una pared. Pero estas en un vacío infinito...Lloras, la humedad del lugar ha conseguido empaparte la camiseta.
Hueles algo distinto, un perfume ácido inunda tus fosas nasales...no tienes nada que perder..sigues la estela que va dejando...Vas con las manos por delante pero la emoción hace que aceleres tu paso...te tropiezas...Te sangra le rodilla izquierda
Te incorporas lentamente, el golpe ha hecho que perdieras la noción del tiempo..empiezas a andar sin rumbo, horas, días..quien sabe.
Una ráfaga de viento te empuja hacia delante..toses, estornudas,estas enfermo, la cabeza te va a estallar, pero te arriesgas y te dejas llevar por esa fría corriente..
Luz, estas muy cerca!
Te sientas a contemplarla y al rato, olvidando el dolor que te produce cualquier movimiento...Se oye una respiración cansada y frágil que conduce a un extasiado hombre hacia la Luz...

1 comentario:

  1. impresionante te vas acercando a la verdadera literatura.te quiero

    ResponderEliminar